La Alhambra

Una fortaleza totalmente inexpugnable

En todos los rincones del mundo se escucha el nombre de la Alhambra (La Roja), ese conjunto monumental situado en la ciudad andaluza de Granada. Enmarcada en un entorno idílico y con Sierra Nevada como telón de fondo, el primer Sultán de Granada; Muhammad I o Alhamar en pleno siglo XIII decide trasladar los palacios reales desde la colina del Albayzín – zona del actual Mirador de San Nicolás – al monte situado frente a él (colina de la Sabika) para así plasmar el nuevo linaje que se asentó en estas tierras desde el año 1238 hasta el dos de Enero de 1492 cuando el último Sultán de la dinastía nazarí (Boabdil) entrega las llaves de su ciudad a los Reyes Católicos.

Erigida como una ciudad palatina sede del poder real nazarí, la Alhambra está formada por la Alcazaba (parte militar y más antigua donde residía la Guardia del Sultán y sus familiares, lo que conocemos hoy en día como el Barrio Castrense), la zona palaciega con los actuales Palacios Nazaríes y el Palacio del Emperador Carlos I de España o V de Alemania, así como por los restos arqueológicos de una medina que llegó a contar aproximadamente con cinco mil habitantes.

Fuera de sus murallas y en la colina que hay en frente se alza en el Cerro del Sol el Generalife, o en otras palabras: la casa de verano del Sultán, donde tanto el Rey de Granada como su familia se iban a distraer de sus ocupaciones diarias en el tiempo estival. Entre ambos espacios, unos lugares que hoy son jardines pero que en otra época fueron huertos medievales y almunias.

A grandes rasgos, he ahí lo que para muchos viajeros y visitantes es la Octava Maravilla del Mundo. Si quieres que uno de nuestros guías especializados en la Alhambra te acompañe para conocer la magia de uno de los conjuntos monumentales más famosos del mundo, cuenta con Granada Magic Tours. ¡No te arrepentirás!

Puedes visitar nuestra página aquí

 

El concepto Free Tours nace para dar a conocer el patrimonio mundial de la mano de Guías que acompañan a los visitantes en sus rutas sin ninguna tarifa establecida. La valoración y el coste de la visita dependerán de la satisfacción del cliente quien abonará lo que quiera sin ningún tipo de compromiso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *